7 de noviembre de 2012

100 Days of BAires [Semana 9]

55

Lunes, 29 de Octubre
Me desperté y estaba lloviendo malditamente, por lo que decidí quedarme en mi casita. Y menos mal, porque miren:


Una pequeña tormenta en Buenos Aires. Ok. Mi día consistió en hacer trabajo freelance, webear en internet y entrometerme en la reunión de trabajo de Andrea. El highlight del día: Roxy preparó la crema para un kilo de fresas que compró.

56  

Martes, 30 de Octubre
Había quedado en salir con Valeria y Oscar, así que no hice planes para el día. Además, tenía mucho trabajo por adelantar. Me quedé trabajando hasta que llegó el momento de irme a Dadá, un restaurantcito por San Martín. Estoy de lo más casual escuchando música en el colectivo 132, que era la primera vez que lo tomaba, y de repente se monta Andrea que venía de su universidad. Cuáles son las probabilidades si en lo que yo tardé en cruzar la calle pasaron tres colectivos 132?

En fin, llegamos a Dadá esperamos 10 minutos a que llegaran Valeria y Oscar, y luego esperamos como 40 minutos por una mesa. La vaina estaba full, yo terminé sentada en la ventana hasta que me consiguieron una silla, pero mientras tanto la mesera me ofreció sentarme en una vaina donde ponen la champaña. I mean, bitch, please, has visto mi culo?

Nos comimos una carne gloriosa (Valeria y yo, Oscar y Andrea se comieron unos ravioli de batata), nos tomamos un par de birras, le cantamos cumpleaños a Oscar y lo hicimos tomarse el fondito de helado derretido que quedó del apple crumble.

Cuando ya cerraban el lugar, nos dieron unos shots de lemoncello y que para la digestión. De ahí, nos fuimos caminando hasta la parada del 152 que duró AÑOS en llegar. Mientras tanto, estábamos todos como en perico, gritando a las 2:00am en la calle. Nos dio mucha risa una vieja que llegó a esa hora en un Mercedes Benz y dejó a un viejo en la acera, demasiado "acabo de coronar". Empezamos a cantar "I just had sex", "PIMP" y "Ridin'", y la vieja nos sonrió. Fue demasiado épico.

Cuando llegó el colectivo estaba lleno de gringos que estaban yendo a rumbear. WTF.


57
 
Miércoles, 31 de Octubre
Este curso me motiva cero. Estoy yendo básicamente para que me den el diploma por asistencia. No sé si fue que no dormí mucho o que el lemoncello estaba pincha'o, pero me sentía como enratonada pero a la vez no. Era raro.

Igual fuimos a Florida a cambiar los reales para pagar el alquiler del apartamento y aproveché de comprarle un vestidito a mi mamá. También entre súper decidida a comprarme unos zapatos que tenían tiempo picándome el ojo, me los medí, los amé y además estaban en rebaja. Lucky day.


Ese día, Jade nos había invitado a una fiesta de Halloween en Caracas Bar, peeeeero, como me sentía mal, me eché a ver tele un ratico mientras se hacía la hora de ir y obviamente me quedé dormida. Me levanté a las 12 de la noche a comprarme un refresco porque de pana me sentía mal.

Sí soy divertida, coño.


58
 
Jueves, 1ero de Noviembre
Me desperté y fui al Alto Palermo Shopping a encontrarme con Julio que se vino de vacaciones un tiempo.


Estuvimos en Starbucks un rato, luego en el McDonald's y después nos encontramos con su amiga Denise que nos acompañó como a ocho kioscos buscando tarjetas para meterle saldo al celular. Nadie tenía. Al final encontramos un kiosco que tenía recarga virtual y eso fue lo que hicimos. Ellos se fueron a su casa y yo me fui a la mía a tocar ukulele porque ando malpegada con Black Hole de She & Him. También hice un tweet con un fragmento de letra de una canción de Retro Stefson que está en suajili y Andrea me dijo que le daba miedo lo que hacía mientras ella no estaba.
- "Qué haces escuchando música en suajili? Qué sabes tú si hablan sobre Satanás?"
- "Marica, es una canción que habla sobre hacer cosas con algodón. ¬¬"
- "BUENO! Qué sabes si es el algodón de Satanás?"


59
 
Viernes, 2 de Noviembre
Me quedé dormida y no fui a clases (BUMMER).  En vez de estudiar hicimos un paseo a Tigre (una ciudad que queda a una hora en tren) con Valeria, Oscar y otra Valeria. Maricos, QUÉ CALOR. La humedad es insoportable, yo estaba prácticamente desnuda. Ok, no estaba desnuda, pero yo nunca uso faldas ni "chores", entonces me sentía desnuda.


Paseamos, conocimos, le robamos el wifi a McDonald's, huímos de las abejas, Andrea y Oscar jugaron al Titanic en un balconcito y tuvieron un momento sexy dándose helado en la boca, Oscar explotó una burbuja de unas niñitas y se volteó para decirles "la exploté" con cara de malicia, vimos lentes truchos a 10 pesos, discutimos sobre lo fálico de las culebras en un stand de juguetes artesanales, nos escapamos de un par de brayans, unos niños frente al Parque de la Costa me pidieron que les tomara una foto, etc.

El panal de abejas. :)
Tigre es un lugar bonito para pasar el día, si tienen real pueden hacer un tour en barco por los canales. Y en verano oscurece como a las 8:00pm así que tienen tiempo. Aunque a las 6:30 casi todo estaba cerrado.
De regreso en el tren, una señora empezó a amamantar a su hija, en nuestras caras. Ew. Oscar cerró los ojos para no ver y se quedó dormido, entonces Valeria sacó un sharpie pero hicimos tanto silencio que se dio cuenta.

Empezamos a cantar canciones de La Factoría en pleno tren y la gente nos veía raro, pero continuamos cantando incluso en el subte hasta llegar a casa de Valeria, donde nos encontramos con Joan y Grethzel (unos amigos de Valeria) para preparar comida mexicana y tomamos tanta cerveza que Valeria, Grethzel y Andrea terminaron bailando Salserín en la cocina. Tengo videos de eso. MUAJAJAJAJA!

Nos despedimos de Oscar que se regresaba a Maracaibo y los demás (menos Andrea que tenía una reu en casa de Martín) seguimos bebiendo en mi casa hasta las 6:00am. El cue para dar la noche por finalizada fue el hecho de estar bailando salsa en la sala de la casa.

Por supuesto, el vecino nos lanzó una botella de dos litros llena de agua semi-congelada.


60
 
Sábado, 3 de Noviembre
Me desperté más tarde de lo usual y unos minutos más tarde llegó Andrea. Nos quedamos webeando un rato y le dijimos a Valeria para ir a comer a bBlue. NO SABEN EL HIJO DE PUTA CALOR. SALÍ EN VESTIDO.

Apartando el calor del infierno, Valeria llegó como un año más tarde, pero no importa porque yo estaba babeándome por la mesera. No saben lo hermosa que es y según Valeria andaba echando miraditas de reojo a la mesa de nosotras (ese lugar es medio gay y casi todas las meseras y clientes son pargas).

Las bambucicletas de bBlue.
Después de no hacer nada por hablarle a la mesera, pagamos y nos fuimos. Cuando llegué a la casa fue que me di cuenta del poco tiempo que me queda aquí, así que decidí que iría al día siguiente a dejarle mi número y mi nombre.


61
 
Domingo, 4 de Noviembre 
Le conté mi plan a Valeria y quedamos en volver a la misma hora del día anterior porque además ella tenía una grabación. Durante el día, Andrea, Julieta (una amiga de ella) y yo nos fuimos a un par de ventas de ropa usada. En la primera, nos habían dado mal la dirección y estuvimos un buen rato tratando de descifrar si era una especie de Orden del Fénix o qué carajo.

Por fin la conseguimos, entramos, nos ofrecieron cerveza (que cabe acotar fue lo primero que ingerí), Andrea se compró una franela y nos fuimos a la otra. Que era un poco lejos. Menos mal que algunos colectivos tienen aire acondicionado.


Después de ese plan medio fallo, caminamos hasta Armenia a hacer tiempo mientras esperábamos a Valeria. Estuvimos viendo a los hippies que tocaban tambor en la plaza y después de un rato fuimos a hacer la cola para esperar mesa en bBlue. Estaba full esa vaina. Mientras esperábamos vi a Quinn (porque en la factura del día anterior decía su nombre) irse. FAIL. Supongo que los domingos trabaja hasta más temprano. Igual nos sentamos a tomarnos un jugo deliciosillo y la mesera de ese día también era guapa.


Andrea por supuesto gritó el nombre de Quinn a todo volumen y otra de las meseras oyó, pero equis. Nos cagamos de la risa y ya. Justo antes de irnos, me acerco a Laura (nuestra mesera de ese día) y le comento que fui exclusivamente ese día para hablar con Quinn, que si por favor le podía dar *este* papel con mi número y mi nombre. Me miró, me sonrió, se guardó el papel y me dijo: "Claro!"

Ahora estoy en una ansiedad eterna hasta el fin de semana que viene que vuelvan a coincidir turnos.


---------------------------------------------
Cosas Random:
- Un día que no recuerdo específicamente Andrea y yo caminábamos por la calle y de frente venían dos carajos. Uno señala al otro y nos dice: "Se perfuma, se empinta y no tiene ni un mango en la cartera". Nos cagamos de la risa.
- Una niña paseando a su conejo por Palermo.


- Franciscanas con plataforma. Eso.


Andrea Bermúdez M.
Andrea Bermúdez M.

Comunicadora Social de Caracas que escribe sobre trámites, viajes y temas variados. Actualmente trabaja como Marketing & Social Media Manager y se está especializando en SEO y SEM. Se corta su propio pelo desde el 2005.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario