17 de octubre de 2010

Eurotrip - Parte 3

Después de varias semanas y un poco de cosas en el "to do list", he decidido sentarme a escribir la tercera parte de mi viaje. Sólo faltará entonces la cuarta, y el post dedicado a los tips para mochileros y cosas breves que me faltaron en los otros posts. Que por cierto, es recomendable haber leído la parte 1 y la parte 2 para entender mejor esta.

------------------------
13/08
Temprano en la mañana llegamos a Viena, como siempre, a buscar hotel. Caminamos, caminamos, caminamos. Todo estaba cerrado. Encontramos una cabina telefónica y llamamos a varios hoteles que había en una guía turística que agarramos en la estación.

Encontramos uno con vacante y nos dispusimos a caminar a la estación de metro más cercana. Es decir, dimos más vueltas y tuvimos que regresar a la estación de tren porque al parecer la estación de metro más cercana estaba del otro lado de los trenes x)

Compramos un ticket de metro válido por 48 horas y nos montamos en el vagón. Viena es tan de primer mundo que las estaciones de metro no tienen torniquete. La gente es tan civilizada que aunque no hayan restricciones, compran igual su ticket de metro.

Llegamos al hotel y nos bañamos (otra vez teníamos un buen rato sin ducharnos). Menos mal que ML y yo estábamos en el cuarto con ducha dentro del baño y no en la mitad del cuarto xD


Cuando todos estuvimos listos, bajamos al restaurant del hotel a ver qué tal la comida austriaca. Mala idea. ML y yo nos aventuramos a pedir un plato que se llamaba bauern-algo. Ah, porque esa es otra, el menú estaba todo en alemán.

Esperamos un rato. Granizó y todo. Cuando nos trajeron la comida, lucía así:


Sí, eso es grasa de cochino, con cochino, con más grasa de cochino, con salchichas de cochino, con una pelota de masa hecha con pan y huevo. EW.

En fin, nos fuimos a pasear por la ciudad. Agarramos metro para ir a la torre Donauturm, pero antes de llegar, nos pusimos a tomar sol a las orillas del Danubio. Qué dura es la vida.



Subimos a la torre y había una estación para saltar en bungee, pero estaba cerrada : ( así que nos fuimos a comer un helado en el restaurant giratorio en el que pude tomar esta foto 360 de Viena.

Click para ver en grande.

Agarramos metro otra vez para ir a un parque de diversiones que vimos desde la torre y un hindú le empezó a hablar a Alejandro y le preguntaba cosas sobre Daniel 1 "Is he single? Is he from India?" (leer con voz de Raj).

Llegamos al parque de diversiones y nos montamos en lo primero que vimos. Una especie de martillo que iba a una velocidad con sensación 2G. Cuando terminó, el tipo de la maquinaria lo volvió a iniciar. Esa segunda vez sí me mareé, pero fue arrechísimo!

Después de eso, Alejandro y yo nos montamos en unos go-karts en los que competimos con un viejo que era un pro y una vieja que era una tortuga. En una de las últimas vueltas Alejandro, con todas las intenciones, me chocó durísimo, y el tipo de los go-karts se arrechó demasiado. Nos empezó a botar de la pista gritándonos vainas en alemán xD


Al final de la tarde y antes de que oscureciera nos montamos todos en las sillitas voladoras. Sí, unas sillas de bebé que están agarradas por cadenas de metal y dan vueltas a más de 100mts de altura. Muy fino.


Lo último que hicimos en el parque, fue montarnos en los carritos chocones y luego, comernos unas buenas hamburguesas de feria y unas cervezas. Nada de bauernoséquemierda.

Justo cuando decidimos irnos empezó a caer EL palo de agua. Pero grave. Tuvimos que meternos en una atracción en la que no dejaba de sonar "ALARMAAAAAAA" y "Pa-panamericano". Además, había una loquita de la calle que se montaba una y otra vez en la atracción. No sé cómo no botó el estómago.

La lluvia era tan fuerte que tuvieron que bajar las santamarías a medias, pero cuando escampó un poco corrimos al metro que OBVIAMENTE estaba full, y gracias a las lluvias estaba presentando fallas. Tardamos como dos horas en recorrer un par de estaciones y cuando llegamos al hotel, ya había pasado el curfew, así que jalamos bolas para que nos dejaran entrar.


14/08
Desayunamos y nos fuimos a ver la Catedral Stephansdom. Después de recorrerla, se nos acercó un señor todo elegante vendiéndonos entradas para una ópera. Nos dijo que la Opera House estaba cerrada por mantenimiento, pero que estaban haciendo eventos en el salón tal, nos entregó un folleto, nos enseñó la sala con los asientos disponibles y como estaba a buen precio, decidimos comprarlas (además tenía punto de venta). El tipo nos trató como reyes y nos dijo que por ser tan chéveres nos anotaría un free drink detrás de la entrada. How nice!

Nos fuimos a ver el Palacio Imperial y el Parlamento, y llegamos a una feria de comida muy fina en la que nos quedamos a almorzar. Luego fuimos a acompañar a los Danieles al museo de Freud y después no fuimos al MuseumsQuartier y entramos al MuMok. Arrechísimo ese museo. Si pasan por Viena en su Eurotrip, es un must.


Después del museo, nos fuimos a ver el Palacio de Belvedere. Estuvimos como cinco minutos y nos fuimos al hotel a cambiarnos de ropa para ir a la ópera. Llegamos JUSTO a tiempo; todo el tiempo pensando que el tipo nos había estafado y que eran entradas falsas o algo así.


No pasó eso, pero más o menos. El salón no era nada comparado a las fotos. De hecho, sí era el complejo de salones del folleto, pero no era el salón de las fotos. Era un salón secundario, así que fail. El piso era de madera y como los tipos del protocolo no dejaban de caminar estuvo rechinando toda la tarde. Llegó el intermedio y bajamos corriendo con nuestras entradas por nuestro free drink. Resulta que todo el mundo tenía derecho al fucking free drink, pero como no sabemos alemán, no lo podemos leer en la entrada.


En fin, agarramos nuestras cervezas y nos pusimos en una mesita a la que se unieron unos chamos de Barcelona que estaban en el mismo plan. Hablamos un rato y regresamos al salón para la segunda parte de la ópera. En ese momento, a ML y a mí nos dio un ataque de risa tan arrecho, que ML se tuvo que ir a respirar a la ventana porque casi le da un ataque de asma xD

Después de todo, la ópera no fue un fail, la pasamos muy bien pero salimos muertos de hambre. Encontramos la salvación al entrar al metro y ver un McDonald's. Fue la gloria.


15/08

Nos levantamos y nos fuimos a la estación de tren. Destino: Budapest, pero sólo por unas horas porque a las 2:00pm iríamos a Praga. Así que llegamos y empezamos a buscar las taquillas de información, en las que sorprendentemente, nadie hablaba sino húngaro.

Quién coño habla húngaro? LOS HÚNGAROS! Coño, aprendan a hablar otro idioma! Más si trabajas en una estación de tren internacional. Luego de enterarnos de que no necesitábamos reservación para el tren a Praga nos fuimos a comprar pasajes para un Sightseeing. Estaban baratos, teníamos como cuatro horas para conocer Budapest así que fue la mejor opción. NOT.

Llegamos a la parada del autobús y pasaron como cinco autobuses antes de que nos pudiéramos montar porque todos iban full. Es decir, terminamos montándonos en el autobús a las 11:00am con bultos y todo porque en esa estación no había lockers. Nice.

En fin, nos bajamos en la estación 13 que según la señora que nos vendió los tickets, se veía toda Budapest desde ahí. El plan era, bajarnos media hora, ver la ciudad, tomarnos algo y volver al próximo autobús. Sólo teníamos media hora para hacer eso.


Pero resulta que por cosas de la vida, los del grupo nos separamos y después no nos encontramos más nunca. Nos asustamos porque pensamos que les había pasado algo. Al final, resolvimos irnos en el autobús hasta la próxima parada y agarrar un taxi hasta la estación (porque si no, perderíamos el tren).

Nos encontramos con ellos en la estación y resulta que el tren iba con tres horas de retraso. Terminamos saliendo de la estación hacia Praga como a las 6:00pm.

El tren era medio piedruchi. Sonaba como un malibú ejtartala'o y hacía un calor horrible. Así que ML, Alejandro y yo nos fuimos al restaurante del tren a tomarnos algo y comer lo único que había: milanesa de cochino empanizada. Sí.

Regresamos a nuestros puestos y nos ponemos a hablar con los del asiento de al lado; entre ellos, un holandés que nos preguntó de dónde éramos, y cuando dijimos "Venezuela", se le iluminaron los ojos y dijo: "LATINAS!", y nos empezó a hablar en español todo emocionado xD

De repente, llega el controlador del tren y cuando le enseñamos el EuRail, nos empezó a gritar de una. Sin oír excusas, ni explicaciones. Cual carajito tapándose los oídos y gritando "LALALALALALALA". Nos empezó a insultar y a decirnos que nuestro ticket no era válido. Que teníamos que pagar una multa o llamaba a la policía de Slovakia (estábamos parados en una estación de tren en ese país).

Alejandro le empezó a preguntar que cuál era su nombre, para reportarlo con el gerente y con la policía incluso y yo le empecé a gritar que el no era la fucking policía, así que que la llamara.
El tipo todavía sin escuchar decía (leer con mal acento): "MY NAME IS... PAY YOUR TICKET! PAY YOUR TICKET AND I WILL TELL YOU MY NAME!"

Por fin llegó un superior, que nos explicó calmadamente: "Miren, lo que pasa es que ustedes están viajando con el EuRail, y Slovakia no está incluído en ese plan. Para llegar de Budapest a Praga se usan 200mts de vías de tren slovakas y por eso tienen que pagar 17€ cada uno, para el mantenimiento de las vías del tren".

A lo que yo respondo: "Ok, ahora entendemos. Pero le agradeceríamos que no enviaran a un xenofóbico a controlar los tickets, porque el señor llegó gritando que debíamos pagar 50€ y que no teníamos excusa que valiera, sin explicarnos la situación".

Luego de parecer gente, me volví hacia el otro idiota y le grité que era un xenofóbico de mierda. Acto seguido, vino una señora slovaka que se había pillado todo y le empezó a armar peo al señor: que qué bolas que traten así a los turistas, que están dejando mal el nombre de su país, etc. Muy pana la señora.

El resto del camino, Alejandro y yo nos empezamos a bajar en las paradas de tren para decir que habíamos pisado cuatro países diferentes en un día. MUAJAJAJAJA.


Bratislava

Luego nos dormimos hasta que llegamos a Praga a las 12:30 de la noche. Había llovido, todo estaba solo. Las luces de la estación estaban apagadas y no teníamos idea de dónde estábamos.
Salimos de la estación y no había ni taxis, así que empezamos a caminar por la calle.

Hubo un momento en que tuvimos que pasar por un pasadizo de esos que van por debajo de la calle para poder cruzarla. Yo saqué la linterna (porque obviamente no tenía luz la vaina esa) y Alejandro sacó una espada de plástico que traía con él desde Roma xD

Llegamos vivos al otro lado y comenzó la búsqueda de hotel. El check-in time en la mayoría ya había pasado. Incluso hasta estaban apagados. Así que en el primer hotel que había disponibilidad de habitaciones a precios accesibles, nos quedamos.

Ya en la habitación, después de bañarnos, ML y yo nos quedamos hablando paja y nos dio hambre. Agarramos cosas del mini-bar más barato del mundo. Las cosas costaban más barato que en los abastos de los pakis xD

A dormir.


16/08
En ese hotel tuvimos el MEJOR desayuno del viaje. Huevo revuelto, todo tipo de panes, mermeladas, quesos, salchichón, salami, pastrami, frutas, jugos, TODO. Como podrán entender, nos atragantamos de comida.

Ese día, ya a mitad de viaje, cada quién se fue por su cuenta. ML y yo nos fuimos por ahí a conocer Praga, que btw es mínima. Caminamos toda Praga como tres veces en el día. Fuimos a ver el reloj astronómico, una exposición de Dalí, varias catedrales, una placita, compramos entradas para el teatro negro, cruzamos el puente y había una banda de señores retirados que tocaban música en el puente. Se llamaban Bridge Band y eran finísimos.


Pasamos el puente y fuimos al castillo que es GIGANTE, y la catedral que es arrechísima. Paseamos por el castillo hasta la hora de almuerzo. Fuimos a un restaurante y pedimos el plato típico: Goulash en un pan. Es un asado de carne con caldo que va dentro de un pan redondo.


En la mesa de al lado, había unos españoles que cuando vieron llegar nuestro plato, nos comenzaron a hablar y preguntar sobre el Goulash porque no se atrevieron a pedirlo xD
También creyeron que eramos canarias.

Seguimos paseando por la ciudad, y acordándonos de @Nidia_Blanchard inventamos un menú maracucho que va así:

Primer Plátano:
- Ensalada de plátano.
- Empanaditas de plátano al vapor.
- Sopa de plátano.
- Deditos de plátano.

Plátano Principal:
- Milanesa de plátano.
- Plátanos en su tinta.
- Pasta alla platanesca.
- Centro de platanito.

Postre:
- Plátano split.
- Plátanos con crema.
- Helado de plátano.

Acompañantes:
- Pure de plátano.
- Arroz con plátano.
- Tajadas.

Bebidas:
- Plantaintini.
- Batido de plátano.
- Aguas platanizadas.
- Cosmoplátano.

Nota: todos nuestros plátanos van acompañados de una cesta de plátano.

xD

Coño, sí nos reímos.

Caminando por ahí, entramos a una tienda en la que estaba sonando "Baby, te quiero, wow" y vendían matryoshkas de jugadores de fútbol y bésibol, y unos sombreros peluditos como rusos. Yo me puse uno morado y ML me tomó una foto.


En eso llegó una tipa gritando: "YU PEI TRI TAUSAN! CREDIT CARRR! VISA ORR MASTERCARRR!"

Salimos de ahí y nos fuimos al teatro porque ya se acercaba la hora de la función. Entramos y nos sentamos en nuestros asientos, y después de un rato, llega una gorda española como con 30 españoles más y les grita: "PODÉIS SENTARSE DONDE QUERÁIS!"

Coño. Qué escandalosos son. Los carajos empezaron a correr por toda la sala y gritarse desde un extremo a otro que DESDE AQUÍ SE VE MEJOR, VENGA!
Además de eso, le empezaron a hablar en español al único protocolo CHECO que había.
Al final, se lograron acomodar en sus puestos y empezó la obra: una adaptación de Alicia en el país de las maravillas que hasta el final del primer tiempo, iba bien.
Cuando empezó el segundo tiempo, empezó a salir gente desnuda y unas vainas alusivas a Adán y Eva. Luego la Alicia/Eva desnuda, se volvió a transformar en Alicia y viajó de nuevo al "mundo real". Fumadísima la vaina.

Esa noche, nos encontramos con Alejandro para cenar con el en KFC (en donde tienes que PAGAR por la salsa de tomate), porque se iba a visitar a un amigo en Berlín.


17/08
Esa mañana volvimos a comer como cerdos e hicimos check-out porque sólo tenían disponibles dos noches. Por suerte, en esas paseadas, conseguimos varios hostales baratos y polvorientos, y nos fuimos al más cercano. Dejamos nuestras cosas y fuimos a disfrutar del último día en Praga.

Fuimos a la Dancing House, nos montamos en un funicular para ir a la Torre Petrín, entramos a un laberinto mierdísima, nos montamos en un columpio cuádruple, y bajamos de nuevo a la plaza a comer Trdelnik. Sí, trdelnik. El checo es un idioma bien chévere, fácil de aprender.


El trdelnik es un dulce típico que se come en la plaza del reloj astronómico. Es como pan dulce en forma de amortiguador.

Después de comer el fácil pronunciable trdelnik, entramos al Sex Machines Museums. Muy loco.


Podrán ver más fotos como esa en el link del álbum que pondré al final.

Como era la última noche en Praga, decidimos probar el Absinth, así que fuimos a un Comic Bar muy fino, vimos la carta y pedimos cuatro Absinth Hills. A los cinco minutos llega el barman con cuatro vasos cortos que tenían dos dedos de trago.


Nos miramos con cara de decepción por la poca cantidad y nos llevamos los vasos a la boca.
MIERDA. 70° de alcohol. La vaina tiene TANTO alcohol, que se te evapora en los labios.
Es demasiado fuerte, pero no. No vimos duendecitos. Lo único gracioso que pasó fue que apenas tomamos el primer trago, las luces del local cambiaron de rojo a azul y Daniel 1 pensó que era por el alcohol xD

Salimos de ahí, fuimos a un abasto chino, nos compramos unas cervezas y nos fuimos al hostal, en donde unos cavernícolas ebrios tenían una competencia de quién lanzaba más botellas a la calle.
Luego nos dio un ataque de risa porque Daniel 2 fue a abrir la ventana y se le quedó la perilla en la mano xD

Hablamos paja un rato y nos acostamos a dormir.


18/08
Como a las 5:00am hicimos check-out y nos fuimos a la estación. Nos tocó un tren tipo Harry Potter con un cubículo para nosotros solos. Lo bautizamos el tren-camionetica, porque se paraba cada dos minutos. Dormimos todo el camino a Berlín.

Cuando llegamos, no entendimos un culo los autobuses. Teníamos que agarrar uno que no existía (en realidad estaba al OTRO lado de la estación) y terminamos agarrando uno en la dirección que no era. Luego nos bajamos y agarramos el que nos tocaba.

Después de dejar las cosas en el hostal (que para Berlín sí teníamos reservación), nos fuimos en metro a Alexanderplatz. Había una feria finísima y una piscina con niños hamster.


Fuimos a la parte más larga del muro de Berlín, nos tomamos fotos, encontramos una exposición de esculturas de arena que era muy cara para entrar y decidimos ver por la reja de bambú como venezolanos que somos. Tomé fotos y todo.

De regreso a la plaza ML y yo firmamos una parte del muro, y en un semáforo vimos este bello adorno.

Y ya en la plaza nos comimos un choripán y una buena cerveza.


Nos fuimos en metro a la estación más cercana a la Puerta de Brandemburgo y caminamos hasta allá (no sin antes comprar otra cervecita en un abasto chino).

Nos sentamos en un banquito a las 10:00pm a disfrutar del frío, la noche, y el ambiente agradable creado por un saxofonista. Una de las mejores sensaciones que he tenido en la vida.


A los danieles les dio sueño, así que se fueron al hostal. ML y yo nos fuimos caminando al Parlamento, que de noche se ve arrechísimo.


Como a las 11:00pm nos fuimos en metro al hostal y un señor empezó a seducir a ML con una uva. Sí, con una uva. Aún así, qué arrecho es poder estar dos mujeres solas a las 11:00pm caminando por la ciudad.

Llegamos al hostal, nos tomamos otra cerveza en el bar y nos acostamos a dormir.


19/08
Este desayuno, no fue tan abundante como en Praga, pero fue el más barato de todo el viaje. Entramos a un supermercado y comprarmos pan de pita, queso, salami, cosas de tomar y chucherías. Fueron 2€ por persona y cada uno se comió dos sánduches.

Nos llevamos nuestra compra a un parque cercano y nos echamos en la grama un rato.


Después de ladrarle a una señora xD nos fuimos a ver un monumento que estaba en reconstrucción. FAIL. Así que decidimos llevarlos a ellos al Parlamento, pero agarramos la calle en sentido contrario y terminamos como a mil kilómetros de la vaina. Terminamos en Postdamerplatz y en una colina gramal que estaba frente a los edificios de oficinas para que la gente saliera a descansar.


Nos fuimos caminando al monumento del holocausto y nuevamente a la Puerta de Brandemburgo y al Parlamento, para verlos de día.


Nos compramos unos tallarines y nos los comimos frente al río en las escaleras de la estación de tren. Luego agarramos el S para ir a la Isla de los Museos, nos tomamos una cerveza y nos fuimos a echar frente a la grama de la catedral, a la que no entramos porque cobraban y Daniel 1 se puso a gritar: "Cómo me van a cobrar por entrar a la casa de DIOS?!"

Aquí empezó el trend de "Sólo maracucho". Sí, eso le comencé a decir a las árabes que piden dinero en todos los idiomas para que dejaran de ladillar. Lo que sucede es que estas señoras se te acercan y te preguntan: "You speak english? Español? Dutch?" y nosotros respondíamos: "No, maracucho!" xD no les quedaba otra que extender la mano como lenguaje universal de pedir dinero.

Árabe en acción. Pidiendo dinero y cagándome la foto.

Nos fuimos a un Starbucks a tomarnos un Caramel Frozen Coffee *orgasmito gustativo* y después al Checkpoint Charlie. Cerca de ahí y por sólo 1€ te sellan el pasaporte como lo sellaban en ese entonces para poder cruzar la frontera entre los dos berlines.


Nos tomamos fotos con un pie en cada lado y nos fuimos a Zoological Garten a cenar pizza.

Ya en el hostal, los danieles se fueron a dormir y nosotras nos quedamos en el bar tomando cerveza. Se nos acercaron un gringo, dos ingleses y un alemán, con los que estuvimos hablando toda la noche, hasta que subimos a dormir porque el tren hacia Amsterdam salía que si en tres horas.

----------------------


Bueno, bueno. Sólo queda la parte cuatro del cuento.
Fotos de la parte tres (y algunas que quedaron de la parte dos) aquí y aquí.

Comentar es gratis y se hace en el globito que está al lado del título! : )
Andrea Bermúdez M.
Andrea Bermúdez M.

Comunicadora Social de Caracas que escribe sobre trámites, viajes y temas variados. Actualmente trabaja como Marketing & Social Media Manager y se está especializando en SEO y SEM. Se corta su propio pelo desde el 2005.

3 comentarios:

  1. Al fin la parte 3! Me gusta tu forma de narrar, me reí mucho...Y bueno también sentí un poco de envidia (pero de la buena) yo quiero hacer lo mismo pero es más difícil de lo que pensé, en fin…te quedó bueno, deberías escribir mas seguido, lo haces entretenido!

    ResponderEliminar
  2. Nunca superaré la ducha de ese cuarto, jajajaja.
    Después de este post me dieron ganas de aprender checo, en serio, eso ampliará mis horizantes profesionales de maneras inimaginables.
    El trdelnick se ve bueno, por cierto.

    ResponderEliminar
  3. ¡ah coño! sentí que estaba viajando y, de repente, me quedé dormida. Qué fino todo, te robo la idea para mi viaje de graduación :)

    ResponderEliminar