20 de febrero de 2009

Sin Título

Ok, estoy llegando de una reunión familiar (hacia el lado de mi papá) por la celebración del aniversario de mis tíos, que gracias a la impuntualidad que reina por ese lado de la familia terminó siendo celebración del cumpleaños de mi papá.

Yo llegué a las 8:15 y ya iba tarde, pues la cuestión era a las 8:00pm. Estuve un rato machacando nueces mientras mi tía se arreglaba y mi padrino terminaba de preparar todo. A todas estas, el todavía estaba sin bañarse y en pijama. Llegó mi mamá a eso de las 9:00, mi padrino seguía sin bañarse. Llegaron otros tíos: la hermana de mi papá y el esposo, mi tío Hernán. El carajo no había ni cruzado la puerta de entrada cuando ya estaba criticando. Qué vaina más insoportable. Cómo vas a un lugar al que te invitaron a cenar y entras a la casa criticando al dueño? Y luego no sólo a él, sino a todos los invitados. No hay nadie que se saleve, las mujeres siempre engordaron para él y no se lo puede callar sino que tiene que decirle a todas "Oye, tú como que te engordaste, no?". Si te preguntaran eso y no es algo que consideres cierto o falso sino que no lo habías pensado, te quedas callado incómodamente esperando que alguien más hable. Para tu fortuna (not) es él otra vez que dice "sí, mírate! Tienes la cara ancha! Estás como hinchada..". Menos mal que se tuvo que ir temprano porque creo que le hubiera soltado algo.

Un poco después llegaron algunos amigos de mis tíos y mi papá; y cuando finalmente llegó el tío que faltaba fue que mi padrino se metió a bañar. Eso fue como a las 10:30.

La cosa iba bien/normal hasta que la novia de mi tío empezó con una vaina rara. Últimamente llama a mi casa para hablar conmigo, para ver cómo estoy yo, lo cual me parece lo más incoherente de este mundo. En fin, estuvo toda la noche con vainas que si "Ven", que si "Siéntate aquí", que si "Mi fotógrafa favorita", "Estás muy linda", "Ay! Pero sí sales linda en tu carnet de la universidad". No es por nada, pero recientemente un vigilante me pidió el carnet y cuando se lo di, se rió en mi cara de lo sensual que salgo. Hasta me abrazó. Y cuando se pusieron a hablar de gays la tipa mirándome a ver si yo decía algo.

Mi papá por supuesto "Esto está lleno de pargos! En todos lados hay aunque sea un maricón, yo no sé si es que está de moda o qué?! Estoy cansado de tantos maricos!". Mi mamá dijo cualquier vaina de su estilo tipo "Si tu estás cansado cómo estare yo? Uno no sabe si el tipo es gay, metrosexual, bisexual o qué coño?". Sale la novia de mi tío "Bueno, pero déjame decirte que los mejores hoteles son los homosexuales". *grillos*

Decido partir a la computadora ya que ML no respondía mis mensajitos, y me quedé ahí un rato. La verdad no mucho porque no había MSN y me daba ladilla bajarlo. Bueno, al parecer fue un año porque salí y ya todos estaban EBRIOS y celebrando el cumpleaños de mi papá porque ya eran pasadas las 12. Si es que se lo preguntan: no, todavía no habían servido la comida. Lo peor es que ya todo estaba listo, pero estaban tan ebrios que ni se habían dado cuenta. Yo me puse a servir todo en los platos para poder decir que estaba listo y empezáramos a comer.

Parecían unos junkies. Comiendo todos callados, atapusándose la comida. Hasta que llegó mi padrino (ebrio también, por supuesto) armando un peo por una escultura de unos pájaros que quedó luego de que murieron mis abuelos y todavía no lo habían repartido. Mi mamá cagada de la risa empezó a decir cualquier vaina y mi padrino dijo "HEY! HEY!" y le pegó un par de lepes en la frente xD eso fue muy bueno.

Cuando terminé de comer me puse a tomarle fotos a mi tío Berny, que es en serio una niña fresa con eso de las fotos. Si no quedó bien tienes que repetirla y repetirla y repetirla, entonces lo estaba fastidiando tomándole fotos mientras comía. En una de esas, se picó, masticó un buen pedazo de torta (ya era la hora del postre) y me lo escupió estilo metralleta xD.

Luego le cantamos cumpleaños a mi papá y le caímos a lepes también. Y mi papá empezó a hablar de que yo necesitaba hacer ejercicio, así el tema de conversación en la mesa. Por suerte todos estaban tan ebrios que cada quién oía lo que quería y cada uno tenía su propia conversación individual que creía colectiva.

Todo terminó con una copa de vino para cada quien y mi mamá manejando a mil por la autopista.

Mi familia es burda de normal, como todas me imagino.

So long and good night!
Andrea Bermúdez M.
Andrea Bermúdez M.

Comunicadora Social de Caracas que escribe sobre trámites, viajes y temas variados. Actualmente trabaja como Marketing & Social Media Manager y se está especializando en SEO y SEM. Se corta su propio pelo desde el 2005.

1 comentario:

  1. Demasiado normal XD. Como todas... aunque hay unas más "normales" que otras. ¿Por qué no pones en el blog tu carnet de universidad? Así todos podríamos verlo ;-) jajaja!

    Muy buena reunión.
    Besos.

    ResponderEliminar