29 de enero de 2009

Old School

Buscando un par de papeles que se me habían perdido, encontré una conversación vieja entre Alhena y yo, creo que de primer semestre (año 2005); y algunos dibujos hechos en clase. Cabe destacar la caligrafía palmer en la que fue escrita la conversación:

Ale: Hola Andrea ¿Cómo estás?
Andrea: Hola Alhena, yo estoy bien, ¿y tú?
Ale: Hey, qué bien saber que estás bien. Me alegra muchísimo. Yo estoy fascinantemente bien, gracias a Dios. Tengo mucho apetito. ¿Quisieras, después de clases, acompañarme a disfrutar de un buen cigarrillo y una apetitosa comida?
Andrea: ¡Por supuesto que me encantaría! Yo también tengo mucho apetito, pero carezco de fondos monetarios, razón por la cual esperaré a arrivar a mi humilde morada y deleitar mi paladar con una divina comida casera.
Ale: ¡Oh! Qué desagradable tu situación financiera. Me entristece muchísimo. En realidad yo opino que deleitarse de una exquisita comida casera es una excelente idea, ya que mis fondos monetarios están tan escasos como los tuyos. He cambiado a pluma para establecer una buena diferencia entre nuestra confortable conversación. (Estaba escribiendo en lápiz y cambió a bolígrafo).
Ysa: You suck! <-- amiga="" conversaci="" de="" esta="" la="" n.="" parte="" podemos="" span="" vetar="">
Andrea: Bueno, prosigamos. Me parece un acto de gran inteligencia y muy considerado de tu parte el haber cambiado el grafito por un instrumento portable de tinta de color para establecer una ligera diferencia. Particularmente opino que la sesión informativa con fines pedagógicos del profesor José Rafael Briceño está por culminar, ¿tú qué opinas?
Ale: Compañera, eso es correcto. El tutor de esta cátedra está por finalizar su sesión. A pesar de que nuestros fondos monetarios son insuficientes, creo que realizar una actividad diferente sería formidable. Déjeme explicarle: usted me facilita un cigarrillo, luego sería muy justo que yo le permitiera mi encendedor (recuerde que usted NO tiene) y creo que ambas pupilas seremos unos seres llenos de felicidad.
Andrea:
Mi opinión personal concuerda con su concepción sobre la felicidad en este preciso instante. Le recuerdo que para mañana habré de saldar mi deuda con usted, que consta de cuatro mil Bolívares y cero céntimos
(todavía eran débiles), puesto que mi adorado padre está en turno de incluir en mi cuenta bancaria el saldo correspondiente para la fecha. Por esta razón, mañana estaremos en capacidad de gozar de un espléndido almuerzo que podrá ser durante un intervalo de tiempo ubicado en el lintermedio de la sesión de la tutora que nos corresponde para la cátedra de Metodología.
Ale: Escuche usted compañera, cuatro mil Bolívares exactos no son un fondo suficiente para acceder a una divina comida. Sin embargo, la idea se encuentra latente. Opino que ha llegado el momento de culminar esta fabulosa conversación. Fue un placer haber tenido la gran oportunidad de establecer un intercambio de palabras. Nos veremos mañana, que es el último día de esta insoportable semana. Hasta luego amiga, ¡la quiero!
Andrea: Estoy de acuerdo, me despido con afecto. PostData: Amiga, le recomiendo que para la próxima conversación deberá acceder a adquirir un corrector de blanca pigmentación para que no haya presencia de algunos tachones incómodos al disfrute visual.
Ale: Lo tomaré en cuenta.

Aparte de eso, están los dibujos.

"El conocimiento científico, bla bla bla"


"Me cago en María Soledad"
Andrea Bermúdez M.
Andrea Bermúdez M.

Comunicadora Social de Caracas que escribe sobre trámites, viajes y temas variados. Actualmente trabaja como Marketing & Social Media Manager y se está especializando en SEO y SEM. Se corta su propio pelo desde el 2005.

2 comentarios:

  1. Jajajajajajajaja!
    Muchas gracias pro dejar un comentario en mi blog!

    Me encanto tu perfil y el nombre de tu blog, y asi que decidi entrar a leerlo, y es buenisimo. Me parece de lo mas interesante y divertido XD. Te agregare a mi lista de blogs!

    Besotes!

    ResponderEliminar