12 de julio de 2008

Piú

Bailando alegremente en Piú, un local en Las Mercedes, se nos acerca un calvo, gordo, negro y grande a decirnos:
- Esto es una discoteca familiar, se les agradece que dejen de bailar de esa forma. (Familiar mi culo mama-guevo, ¿cómo coño una discoteca va a ser familiar? Ni que fuera un McDonald's)
- ¿Que dejemos de bailar cómo?
- De la manera en la que están bailando, esto es una discoteca heterosexual y no queremos esa clase de bailes aquí.
- Pana, yo soy amiga del dueño.
- A mí no me importa el dueño, quien manda aquí soy yo. (¿Y tu sueldo sale de dónde cara de peo?)
- *Llama al dueño* Mira el dice que no puedo bailar :) Entiendo lo que quiere decir pero que no me venga con ese tono y esa manera de hablar.

El dueño le dice algo y el calvo huye por la derecha xD

Resulta que a alguna blondie le dio envidia no ser la atracción de la noche porque some stupid lesbos we're dancing, y se fue a quejar con el negro que además de querer quedar bien con la catira era un maldito envidioso.

Luego de eso un mesonero se nos acerca y nos dice "No le paren bola a ese bicho, ustedes bailan bonito".



Quite a night!
Andrea Bermúdez M.
Andrea Bermúdez M.

Comunicadora Social de Caracas que escribe sobre trámites, viajes y temas variados. Actualmente trabaja como Marketing & Social Media Manager y se está especializando en SEO y SEM. Se corta su propio pelo desde el 2005.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario